Consejos útiles

Cómo arreglar un termómetro de mercurio

Pin
Send
Share
Send
Send


¿Te das cuenta de que hay espacios vacíos entre el mercurio en el termómetro? Ahora te mostraré cómo solucionar este malentendido.

La razón más común por la que el mercurio se separa dentro de un termómetro es una gota. Un golpe fuerte en el piso conduce al hecho de que parte del mercurio literalmente "se desprende" del resto y se forma un espacio vacío entre ellos.

En primer lugar, la mayoría de las personas comienzan a sacudir el termómetro frenéticamente, tratando de volver a colocar la parte separable. A veces incluso ayuda. Pero más a menudo no hay resultado, o incluso aumenta la brecha entre el mercurio.

División de mercurio: ¿qué hacer?

Aquí hay una manera simple y efectiva de recuperar el mercurio. Abra el agua tibia del grifo (¡pero no caliente!) Y sustituya un termómetro bajo un chorro de agua.

ATENCIÓN: la temperatura del agua no debe ser superior a 40 grados, de lo contrario existe el riesgo de romper el termómetro de forma permanente. Lo mejor es abrir el agua fría y agregar gradualmente agua caliente, manteniendo el termómetro bajo agua corriente. Tan pronto como el nivel de mercurio comience a aumentar, deténgase. Si la temperatura no es suficiente, aumente ligeramente la temperatura del agua.

Su tarea es elevar el nivel de mercurio en el termómetro para que se combinen las partes separadas del mercurio. Después de eso, agite el termómetro (baje la temperatura) y caliente el termómetro nuevamente bajo el agua. ¡Todo, después de eso el termómetro debería funcionar bien!

Tenga en cuenta que a veces, después de la separación del mercurio, el termómetro comienza a funcionar. Por lo tanto, recomendamos que después de eso mida la temperatura y verifique las lecturas. Si nota que el termómetro comenzó a mostrar datos incorrectos, es mejor deshacerse de él y comprar uno nuevo.

Método 1 de enfriamiento

Quizás esta sea la forma más fácil de restaurar una columna de mercurio. Pero tenga en cuenta que este método no siempre funciona.

  1. 1 Coloque el termómetro en el refrigerador (idealmente en el congelador). Con suficiente frío, el mercurio (u otro fluido indicador) debería subir fácilmente al tanque. Si no puede usar el refrigerador o el congelador, o el método no funcionó, lea los siguientes pasos.

Método 2 de calentamiento

Este método puede no funcionar para usted la primera vez.

  1. 1 Ponga el termómetro en el fregadero.
  2. 2 Calienta gradualmente el tanque del termómetro con un secador de pelo. Mercurio se eleva a la parte superior del pilar y se conecta.
  3. 3 Deje que el termómetro se enfríe gradualmente a temperatura ambiente.
  4. 4 Si necesita repetir el procedimiento varias veces, caliente y enfríe gradualmente el termómetro. No sobrecaliente, ya que el termómetro puede explotar.

Método 3 de agitación

Este método es bastante confiable, ya que a menudo se usa en hospitales y otras instituciones médicas. Pero mientras se agita, puede dejar caer el termómetro y se romperá, y el mercurio fluirá.

  1. 1 Sostenga el termómetro firmemente cerca de la parte superior para que el depósito de mercurio (u otro líquido indicador) apunte hacia abajo.
  2. 2 Agite rápidamente el termómetro hacia abajo y mueva bruscamente la mano a su posición original. Repita varias veces para que el mercurio esté en el fondo y la columna desaparezca por completo.

Método 4 de lanzamiento

Es muy probable que este método tenga los mejores resultados, pero corre el riesgo de romper el termómetro si se cae desde una altura demasiado alta o sobre una superficie dura.

  1. 1 Mantenga el termómetro en posición vertical con el tanque hacia abajo.
  2. 2 Deje caer el termómetro sobre una cama, almohada o toalla doblada 8 (o más) veces. Se recomienda dejar caer el termómetro desde una altura de no más de 30-60 cm.

Pin
Send
Share
Send
Send